Make your own free website on Tripod.com

ARTICULOS
LAS CAUSAS SOCIALES DE LA VIOLENCIA/por Angel T. Valdés

Home

Plan Puebla Panamá y Fuertes Caminos 2003:harina del mismo Costal/Redacción
LAS CAUSAS SOCIALES DE LA VIOLENCIA/por Angel T. Valdés
La Política del Movimiento Social en el Dialogo por la Caja de Seguro Social/por Antonio Méndez
El fin de una democracia
INFORME DEL ACTO DE SOLIDARIDAD CON PALESTINA EN LA UNIVERSIDAD DE PANAMA/4-abr-02/por Jose Cambra
Ponerle el cascabel a la corrupción /por Raúl Leis
LOS ENEMIGOS DEL PUEBLO QUIEREN PRIVATIZAR LA CAJA DE SEGURO SOCIAL, LA INSTITUCIÓN DEL PUEBLO PANAMEÑO/comunicado 20 de feb./COOPOVE
Dirigentes Colonense son Acusados de Corruptos/30 ene-02/Ciudad de Colón
DERROTADO EL NEOLIBERALISMO EN LA OPINIÓN PUBLICA: AHORA MOVILIZAR A LAS MASAS PARA DEBILITARLO ESTRUCTURALMENTE
LA ESTRATEGIA DE LA BURGUESÍA COLOMBIANA Y EL IMPERIALISMO PARA INCIDIR SOBRE PANAMA/por Jesús Peralta
Agentes de Policia Crean Montaje para Agredir al Dirigente Popular Juan R. Herrera/por Marco Rivadeneira
La Gesta de los Martires del 9 de Enero es una histórica Lección de Patriotismo que no nos harán olvidar/por Alberto Garcia
Partidocracia Empresarial Orquesta campaña Anticomunista en Santiago de Veraguas/por Marco Rivadeneira
Fernando de la Rúa se fue como quien desangra /Por Martín Granovsky
Torturas en Argentina/por Ramiro González
La Nación Delincuente/ por Richard Duboff
Argentina, Argentina, Che pibe.../Nota Internacional
Gernika y El Chorrillo/ por Raul Leis
Sobre el Transito de Materiales Radioactivos por el Canal de Panamá/Comunicado
La Verdad Sobre El Dialogo Nacional por la Educación y la Reforma Educativa/por Juan R. Herrera
Por qué la guerra de EE.UU Viola el Derecho Internacional/por Julio Yao
UNA NACION DE SOPLONES/por James Petras
La posición de EE.UU con respecto al terrorismo
Papel de las Religiones en las Políticas Mundiales/por Leonardo Boff

Se dice que la actual situación es causada por una crisis en los valores éticos y morales. Algo de cierto debe haber en esa posición cuando se repite incesantemente. ¿Pero de dónde surgen los valores éticos y morales que proclamamos? ¿Cuáles son los valores fundamentales o reales que la sociedad enarbola como mejores?
____________________________________________________________

Muchos sucesos violentos ocurridos en los últimos años han sacudido la conciencia del pueblo panameño. Esta situación nos ha llevado a señalar a la violencia como uno de los problemas fundamentales que afectan nuestra sociedad en la actualidad.



¿Qué podemos entender por violencia? Según las definiciones actuales, violencia es la manera de actuar contra el modo de proceder, haciendo un uso excesivo de la fuerza; coacción física ejercida sobre una persona para viciar su voluntad y obligarla a ejecutar un acto determinado; en sentido general, la violencia se puede ver como algo que impide la realización de los derechos humanos, comenzando por el más fundamental: el derecho a la vida, seguido por el derecho a la libertad.



Tomando como punto de partida estas definiciones, veremos cual puede ser la causa fundamental de que en nuestra sociedad cada vez más aumenten los niveles de violencia. Éstos actos nos impactan más cuando en ellos se ve el desprecio por la vida. Acciones de homicidio, asesinatos, ajusticiamientos, venganzas, violencia intra familiar, maltrato a menores, pandillerismo, etc; son fenómenos que con asombro vemos que se repiten a diario en nuestro país. Crímenes horrendos como descuartizamientos y el asesinato a sangre fría de un sacerdote, nos han impactado tanto, que hasta el más común de los panameños se ha puesto a meditar sobre éstas tragedias. Pero violencias como las que anotamos, relevantes por su crueldad, ocultan otro tipo de violencia que comúnmente pasa inadvertida; nos referimos a aquella violencia que como dice la definición, vicia nuestra voluntad o impide nuestra libertad.



Para analizar qué es la violencia, tenemos que partir que ella es un fenómeno social que se da en la convivencia diaria de los seres humanos. El ser humano es en su realidad el conjunto de las relaciones sociales. Por tanto, buscar el origen de la violencia actual, es escudriñar dentro de nuestro propio sistema social.



Se dice que la actual situación es causada por una crisis en los valores éticos y morales. Algo de cierto debe haber en esa posición cuando se repite incesantemente. ¿Pero de dónde surgen los valores éticos y morales que proclamamos? ¿Cuáles son los valores fundamentales o reales que la sociedad enarbola como mejores?



La sociedad humana en su devenir histórico ha moldeado y fortalecido valores fundamentales como la paz, la justicia, la solidaridad, el respeto al derecho ajeno, etc. Estos son valores esenciales y universales, válidos para todas las sociedades, ¿pero, porqué no se concretan?



Nuestro sistema sociopolítico actual, surgido de la Revolución Francesa, proclamó valores esenciales como la Libertad, Igualdad y Fraternidad. Todos sabemos que estos valores están muy lejos de ser alcanzados. Por ejemplo, la sociedad de libre mercado o neoliberal, produce desigualdad, sus fundamentos se basan en la libre competencia (versión económica de la selección natural o la sobrevivencia del más astuto), se absolutiza el individualismo y la lucha por escalar un nivel social cada vez más alto se convierte en el objetivo esencial de la vida. Pero este sistema social con sus contradicciones y desigualdades jamás puede brindarle la oportunidad a todos los individuas de alcanzar esos ideales. El sistema promueve el consumismo y la buena vida, pero excluye a la mayoría de la población del goce de esos bienes. Esto lleva a que las personas movidas por el afán de lucrar y buscar el dinero para satisfacer las exigencias que la sociedad le impone, trate por todos los medios de alcanzar la riqueza para no sentirse excluido y disminuido como ente social.



Se podrá objetar que muchos delincuentes y asesinos no tienen necesidades de adquirir más riquezas y en cambio cometen delitos graves. Esto es cierto y aceptamos la objeción, pero el hecho de que le demos preponderancia al factor social, no quiere decir que el factor psicológico y de vivencias individuales no sean elementos que induzcan al delito o al crimen. La verdad es que todos estos factores se conjugan para crear las condiciones necesarias para que aparezca algún tipo de violencia. Lo que sostenemos es que el sistema social actual no podrá erradicar la violencia mientras siga generando condiciones de desigualdad.



Se ve con preocupación, por ejemplo, que por muchos esfuerzos que hagan las instituciones y organizaciones en materia educativa o religiosa, la violencia sigue creciendo, parece que ninguna campaña surte el efecto deseado. En este aspecto se debe tener claro, que aunque se reconoce el problema, el sistema económico se ve obligado a priorizar la captación de ganancias, el beneficio económico es la finalidad del sistema y mientras esas sean las reglas, cualquier intento de erradicar la violencia será una gota en el mar. Por eso la televisión, para poner un ejemplo, aunque lance campañas educativas y denuncie la violencia, los programas donde la violencia es el tema preferido, los que promueven la morbosidad y de contenidos pueriles, son los mas publicitados y los más vendidos. De este modo existe una contradicción entre lo que se desea para una mejor convivencia social y lo que se ofrece a la sociedad. Por su esencia, el sistema social neoliberal, cuya violencia subterránea corroe cada día la dignidad de miles de desempleados, miserables y desamparados, está inhabilitado para acabar con la violencia, pues sus valores basados en el egoísmo económico, están lejos de construir una nueva sociedad. Si esta sociedad se torna cada día más violenta es producto de las relaciones sociales y del sistema socioeconómico que las sustenta.